InformaciónEsta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información estadística de manera anónima sobre la navegación en las páginas. Si pulsa en Aceptar o cierra este aviso entendemos que acepta la instalación de dichas cookies. No obstante, si lo desea, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento. Para más información sobre nuestra Política de Cookies, pulse Aquí

compartir
Mostrar buscador
menú

Soluciones de Negocio

Soluciones de Negocio

Tipo de solución: Construcción y Concesiones

País: Panamá

Tipo de obra: Portuarias

Canal de Panamá. Llegada compuertas

Proyecto y construcción del Tercer Juego de Esclusas dentro de la Ampliación del Canal de Panamá

Año de construcción: 2016

Localización: Panamá

El Tercer Juego de Esclusas es una nueva vía de tránsito que corre paralela a las actuales esclusas: son dos enormes y complejas obras, una en el Atlántico y otra en el Pacífico, de casi dos kilómetros cada una. Sacyr lidera el consorcio responsable del diseño y la construcción de las nuevas esclusas (GUPC).

El proyecto, estratégica y milimétricamente diseñado, permite al Canal de Panamá más que duplicar su capacidad actual para atender la creciente demanda del comercio internacional, reduce el tiempo de tránsito de los barcos y permite el paso de buques de mayores dimensiones, los llamados Post-Panamax.

Las nuevas esclusas son más rápidas en el llenado y vaciado y consumen un 7% menos de agua; los nueve depósitos de los laterales que se emplean para la reutilización del agua permiten ahorrar hasta un 60% de este preciado bien.

Las compuertas son correderas, no abisagradas en forma de V como las actuales, sino rodantes, están colocadas y se mueven de forma perpendicular a las cámaras.

La complejidad del proyecto de las nuevas esclusas no estriba sólo en sus espectaculares magnitudes: tres cámaras en cada vertiente de las esclusas de 427 metros de largo por 55 metros de ancho y 18,3 metros de profundidad cada una, 4,5 millones de m³ de hormigón estructural vertido, 220.000 toneladas de armadura de acero empleado, 62 millones de m³ extraídos del movimiento de tierras, 7,1 millones de m³ dragados, 16 compuertas (las mayores de 33 metros de alto y 4.300 toneladas de peso) junto a más de 10.000 trabajadores de 40 nacionalidades distintas, con una gran cualificación a todos los niveles. También en los enormes desafíos que presenta la zona desde el punto de vista técnico, orográfico, geológico y climático; los trabajos plantearon nuevos y grandes retos en los modelos de respuesta ante reacciones sísmicas, la selección de los mejores materiales y su combinación, así como en el diseño estructural más idóneo, eficiente y sostenible. Para superarlos hubo que diseñar un hormigón especial que, entre otros aspectos, tuviera máxima resistencia y nula permeabilidad. Con la complejidad añadida del traslado del material árido, que se extrae en el Pacífico, y que había que llevar en grandes barcazas a la zona del Atlántico. No menos complejo ha sido el diseño, fabricación, traslado e instalación de las nuevas compuertas (16 en total), de enormes dimensiones y que requerían una milimétrica colocación. 

Un proyecto de tremenda complejidad técnica, por su enorme envergadura y porque requería aplicar grandes dosis de innovación para diseñar y ejecutar la mejor solución.

Canal de Panamá. Llegada compuertas
Canal de Panamá. Zona Atlántico
Canal de Panamá. Zona Pacífico
Canal de Panamá. Zona Pacífico
Canal de Panamá. Zona Pacífico
Instalación última compuerta Canal de Panamá
Panorámica del Canal de Panamá
Compuertas Canal de Panamá
Canal de Panamá
Traslado de compuertas Canal de Panamá
Panorámica del Canal de Panamá